Después de varios meses usándolo voy a referir alguna de las utilidades que le he dado a la aplicación. Para el que le de pereza mirar el artículo anterior solo apuntar que se trata de una aplicación que dio el salto desde la extensión de Firefox al escritorio hace relativamente poco tiempo. Tiene la desventaja de ser de ese tipo de aplicaciones que se quedan agazapadas, funcionando con el sistema, por mucho que sean pocos los recursos que “chupe” siempre puede ser un incordio por cruzarse con otras actividades de la máquina. Desde mi pobre experiencia siempre tengo bastante recelo ante estos programas, pero éste tiene la suficiente flexiblidad como para que se quede por aquí bastante tiempo más.

Y es que poder capturar la pantalla y, sin más dilación, tener la imagen subida a internet vale su peso en oro si estás tratando de explicar cómo chuta una web, o cómo usar un software o un panel de control. Lo que sea.

Pero el programa permite otras salidas de la imagen, y ahí las posibilidades se multiplican. A ver si consigo hacerme entender… El proceso funciona así: capturas la pantalla según el sistema tradicional, esto es, con la tecla Print Screen. En vez de quedarse la imagen en la ram esperando a su uso toda la pantalla se nos “entela” en gris y, haciendo click y arrastrando el ratón por ella, nos aparece un recuadro donde podemos recortar la parte que necesitemos de toda la pantalla. Claro está, la aplicación puede seleccionar la parte o ventana que desees, pero no se para ahí la cosa. Vemos una serie de botones, los siguientes; los explicaré por orden:fgfg

Empezando por abajo a la izquierda, el primero sube directamente la imagen que hayas capturado a internet, lo aloja en una web donde permanecerá, aseguran, para siempre; este es un ejemplo, a ver si cuando leas esto todavía dura. De cualquier manera más que como repositorio el interés radica, claro está, en mostrar algo de manera pública en momentos concretos, más que en su posible permanencia en el tiempo… Desde esa ventana puedes compartir también la imagen en redes sociales, en los botones de abajo:

Screenshot_4

 

Por si eso fuera poco, en el mismo recuadro de la aplicación, en su segundo botón, puedes también enviar la imagen a tus redes habituales. Por algún motivo ahí puedes enviar a Pinterest y en la web no, algo a pulir, sin duda.

El siguiente botón (refresquemos la memoria)
fgfg

Es esa G de Google; bueno, te busca imágenes similares a la que hayas generado. No esperes que te reconozca el texto y te busque las pantallas de error de Windows, se trata del buscador de Google de imágenes, claro¡ Útil para evitarte el tener que abrir ese buscador, bajar la foto de la web en la que la hayas visto para poder hacer la búsqueda: captura y listos.

El siguiente es, como no, para enviar a imprimir; un consejo, ten siempre instalada una impresora a PDF, te permite guardar las capturas de pantalla rápidamente en un formato standard… El siguiente botón copia al sistema la imagen, como si se tratara de una captura normal (solo que recortada y manipulada, si se desea, claro). El hecho de poder recortarla ayuda mucho, muchísimo, a sacarle todo el provecho: ahora puedes estar escribiendo un email e incluir lo que estás viendo sin tener que ir saltando de aplicación en aplicación… ¡La de tiempo que he ganado, tratando con mis clientes!

Screenshot_5

 

El último, “guardar”, hace justamente eso, y ahí queda un png con tu captura.

Si fuera solo por todo esto ya se quedaba en mi ordenador, pero encima tiene el menú de la derecha: puedes señalar, subrayar, dibujar, incluir flechas (yo prefiero las que dibujo yo)

Screenshot_6Sin duda en este paso pierdes la capacidad de seleccionar un texto, pero si no es necesario para el uso, ¡no veo manera más rápida de desmenuzar un texto y compartirlo rápidamente!

 

Lo dicho, por ahora voy a seguir con él. Si lo habéis tocado y tenéis algún uso que se me escape decídmelo, cuanto más provecho se le saque al soft que tienes instalado, mejor.

 

Este post se le ocurrió a David Revilla

Post Navigation