Hoy me salgo un poco de lo habitual para hablar de una de mis inspiraciones. Hace ya tiempo que no, pero hasta pocos años siempre tenía conmigo una carpeta con personajes de este genial autor francés que, junto con Goscinny, me iniciaron en eso de reflejar un personaje, de dar intención de estilo, a un personaje. Se trataba de una recopilación de una web que visité hace eones pero que me servía para “disparar” en mi cabeza el estilo: una vez miraba esos iconos

miniaturas

un minuto, me volvía a la idea que tenía que representar y aparecía fácilmente ya esbozada, en mi cabeza. Haciendo recopilación me he topado con ella y he querido compartirla por aquí. Son personajes, concretamente, de su serie Gaston, pero bien podría ser de Spirou o de cualquier otro trabajo: en todos era así de contundente, definiendo los caracteres.

Según mi modesta opinión, si el autor de Asterix tenía la mejor expresión corporal de sus compañeros de generación, Franquin tenía ese toque loco que definía al personaje, el carácter. Mi recurso de echarle un ojo a, simplemente, la miniatura de las imágenes en la carpeta, sigue funcionando… Para un mercenario del estilo como yo, esto es oro puro.

 

Este post se le ocurrió a David Revilla

Comments are closed.

Post Navigation