Hace poco instalé Chromium en un ordenador portátil viejo que teníamos en casa. La idea ha sido todo un éxito porque de repente tenemos un ordenador que se abre MUY rápido, realmente MUY rápido, en apenas unos segundos ya estás navegando al máximo de velocidad de tu red. A toro pasado quizás me lo replanteo para instalarme, en su lugar, chrome-OS, que de hecho tiene el mismo proceso de instalación pero a su vez permite, se supone, instalar aplicaciones de Google Play. Más adelante, quizás… De cualquier manera lo recomiendo para sacarle partido al portátil lento y viejo que suele terminar arrinconado por ahí: es más rápido que un tablet (si, como suena), y el disponer de teclado te hace la vida más fácil, si tienes que escribir.

El problema llegó cuando me percaté que para imprimir necesitaba pasar por Google Cloud, algo que mi impresora EPSON L355 no es que facilite, precisamente… de hecho estuve un tiempo usándolo hasta que de repente decidió que era incompatible con el servicio y tuve que buscar métodos alternativos para ello. Dicho sea de paso, la impresora es una auténtica maravilla porque su modelo de negocio NO es la tinta sino la impresora en sí, muy cara pero que después permite imprimir miles de páginas a un coste irrisorio de tinta.
Con Chromium el problema se volvió a plantear, y no ha sido hasta encontrar UniPrint Mint Beta for Chromebooks que no he tenido una solución correcta. ¡Y ésta lo es!

Se trata de una extensión para Chrome, el navegador, que se complemente con un programita que tienes que ejecutar en un ordenador que sí tenga acceso a la impresora. 

¿Y porqué instalar nada en el ordenador? muy sencillo, porque lo que hace la aplicación en realidad es conectarte a ese ordenador y usar la impresora desde él, simplemente. Eso evita el tener que instalar los drivers en el equipo con Chromium, algo por otro lado imposible, y encima te permite hacerlo con CUALQUIER impresora que tengas instalada ya, sea antigua, se conecte por cable o como es mi caso, por wifi. Cuando instalas la aplicación en el ordenador tienes que crear una cuenta con el correo de Gmail que quieras usar en el portátil:

 

O, si lo que pretendes conectar es un móvil, escanear el código QR que muestra a la izquierda. En mi caso no fue necesario: activé mi cuenta de correo, clicando en el link que te envían inmediatamente, y ya está, puedo imprimir desde Chromium sin mayores problemas: ahora, en las opciones de impresión me aparece también la de la extensión, 

que funciona como cualquier impresora. Quizás tarde un poco más de lo normal, aunque no estoy seguro de ello, por lo demás funciona sin mayores problemas. Eso si, cada usuario que tengas en el portátil necesitará instalar la extensión por separado y generar un usuario en el ordenador. Incluso me ha permitido trabajar directamente con la impresora con mi ordenador principal: al no tener conexión wifi me veía obligado a pasar a otro ordenador los documentos que quería imprimir. La impresora, recuerdo, solo se conecta por wifi, lo que ahorra los molestos cables y permite tenerla en el lugar de la casa que te convenga. Ahora puedo imprimir, al menos los documentos que puedo abrir desde el navegador, claro: para el resto tendré que seguir usando el método antiguo de pasarlos al ordenador que si se puede conectar con la impresora.

¡Muy interesante para los usuarios de Chromium, sin duda!

 

Este post se le ocurrió a David Revilla

Comments are closed.

Post Navigation