Si hay alguna herramienta después de Gmail que tengo que agradecer al señor Google es Drive: la uso para infinidad de trabajos, hasta para detalles cotidianos:

Screenshot_1Entiendo porqué tanta gente no acaba de gustarle trabajar con él. Ocurre con muchas aplicaciones en la red: tener que abrir el navegador es el principio, después tienes que buscar el link, o la pestaña, si trabajas con la aplicación abierta, tendrás que decirle que cree un documento nuevo… Son muchos clicks, y cuando uno ya conoce protocolos diferentes para diferentes programas suele encontrar éstos más rápidos.

Yo cruzo tres truquitos para conseguir el efecto con un solo click. El primero no tiene nada que ver con Google y mucho con Windows: los usuarios de la versión 7 saben que el famoso Quick Launch de versiones anteriores ahora no está disponible… salvo si se lo decimos nosotros. Como ésto lo aprendí aquí, a esa web me remito, encima lo explican mejor de lo que sabría hacer yo.

La cuestión es que, además, yo me coloco un acceso directo a la carpeta de marras, así voy editando las subcarpetas (hasta les pongo iconitos, si, ya se, es de panolis, es que soy un panoli…) Al final, cuando me clico encima lo que veo es esto… y fíjense en cual es el primero por debajo:

Screenshot_2

 

Si, en efecto. Cuando instalas la versión de escritorio de Drive tienes la opción de que te genere accesos directos a las diferentes funciones que ofrece; pues bien, en primer lugar coloco justamente ese acceso directo.

¿El resultado?  Simplemente desplegando Quick Launch, subiendo un poquito, click y… voilà¡ Se te abre un documento sin título, listo para pegar esa información que acabas de copiar de un email (y que el cliente toma por briefing como dios manda, son así) para tenerla presente.

Probadlo, !funciona muy bien!

Este post se le ocurrió a David Revilla

Comments are closed.

Post Navigation