No se trata precisamente del último invento en internet: los Bookmarklets existen desde hace ya muchos años, y sin embargo la mayoría de usuarios los desconocen. En esencia son un favorito que en vez de apuntar a un sitio web lo que hacen es disparar un código javascript que hace alguna función específica en tu navegador.  Dado que todos los navegadores (bueno, casi todos) permiten editar los favoritos, basta con crear uno e insertar en él el código necesario. A veces necesitarás editar el código para adaptarlo a tu navegador pero se suelen encontrar googleando con un poco de paciencia sin demasiado esfuerzo.

Antes de seguir explico cómo hacerlo en Chrome; clicas en cualquier espacio vacío de la barra de marcadores con el botón derecho y en el despegable que se aparece vas a “añadir página”:

Screenshot_1

 

Te aparecerá una ventana en la que puedes cambiar el nombre y el link; pues bien, nómbralo como desees y abajo pega el código del bookmarklet: ya está, sin más.

Screenshot_2Para mayor facilidad hay muchas webs donde ni tan siquiera tienes que hacer eso. Simplemente arrastras el botón donde han insertado el código a la barra de marcadores y te aparecerá el texto desde el que invocar la función. Puedes hacerlo también (al menos en Chrome) con los pocos ejemplos que incluyo abajo.

Bien, pero ¿qué puedo hacer con ellos? Pues prácticamente de todo, y muchas veces te ahorra tener que instalar extensiones en el navegador, que como sabemos hacen trabajar más lentamente el programa, o cuando menos los hacen lentos de abrir. Curiosamente hay una aplicación que te permite convertirlos en extensiones, que ya son ganas…

En internet puedes encontrar de todo tipo. yo tengo, entre otros, estos:

Para buscar en el sitio que estás visitando sin tener que escribir la cadena de texto que te pide Google.

A veces ves en una web una dirección que necesitas consultar en Google Maps; necesitas copiarla, ir a Google Maps, pegarla y darle al enter… o simplemente la seleccionas y clicas en este link

Lo mismo con un texto en inglés: puedes abrir el traductor y blabla… o puedes usar este link.

Insisto, hay muchos más, aquí uno curioso: seleccionas un texto, usas este link, y se reproducirá un audio con ese texto, con una voz algo tonta, por cierto.

También es interesante saber que se pueden usar en sistemas móviles, que suelen tener funcionalidades algo limitadas. Aquí tienes una muy buena selección, tal y como señalaba más arriba con esta página ni tan siquiera necesitas crear tú el favorito en tu barra, simplemente arrastra el botón que aparece y ya lo tendrás listo para su uso.

Este post se le ocurrió a David Revilla

 

 

 

Comments are closed.

Post Navigation